Search

Una relación tóxica!

Updated: Apr 21, 2021

“En el mar la vida es más sabrosa” cuánta verdad hay en esa canción! ¿¿O…..eso era antes??

Nadie puede negar ese sentir maravilloso que solamente se produce al caminar en la playa, al ver ese horizonte azul que besa el cielo, o al escuchar las olas entrelazarse en ese silencio que se interrumpe sólo por el canto de las gaviotas. En las riberas de los océanos encontramos todo un ecosistema que se abraza intensamente creando las mejores sensaciones y sonrisas que llenan de plenitud nuestros días de sosiego.


Pensando en todo lo anterior tomo el camino hacia al mar, y siguiendo la inspiración del compositor de esta canción, el cubano Oswaldo Farrés, me entrego a la aventura del viaje con esa melodía en los labios.

Pero, entonces al llegar, que decepción, qué tristeza, ¡que molestia! No encuentro ni las conchas, ni los peces de colores, ni la inspiración que menciona el compositor. En su lugar, hay pescados muertos envueltos en pedazos de red o gaviotas con plásticos en sus cuellos,y tengo que caminar con sandalias en la playa por el riesgo de pisar un vidrio roto. Más aún, sobre el mar, veo olas de basura mezcladas con algas golpeando furiosamente las rocas de la playa. ¡Qué desajuste mental con mis recuerdos de infancia!


De acuerdo al último reporte de Naciones Unidas, el 60% de la población mundial, atraída por todo lo que los océanos ofrecen, vive en áreas costeras. Viven felices gracias a la pesca, actividades de comercio, turismo, salud mental, deportes, estudios, y otros pero lo inaceptable es que en retorno cada minuto se tira al mar el equivalente de un camión de basura, convirtiendo así los océanos en un basurero de todo tipo de desechos.


Según estadísticas 165 millones de toneladas de plástico están en los océanos, además de otros desechos y solamente el 1% de todo es lo que vemos flotando en diversas áreas; el resto se queda en el fondo del mar o en el estómago de aves, peces, tortugas, ballenas y demás vida marina.



Existen más de 300 formas en la que los océanos ayudan a la humanidad, para mencionar algunas:

  • Gracias a las ballenas y a toda la vida marina que existe en los océanos, estos producen más del 50% del oxígeno que respiramos y retiene 50 veces más gas carbónico que la atmósfera.

  • Los mares cubren el 70% de la superficie de la tierra, transfiriendo el calor de la zona ecuatorial hacia los polos regulando el clima de las zonas frias

  • Es proveedor de alimento, es la proteína más barata que alimenta a millones de personas.

  • Sus algas son fuente de medicinas para varias enfermedades crónicas como el alzheimer, el corazón, entre otras.

  • Diversión las 24 horas del día los 365 días del año, salud mental

  • Negocios turísticos, etc

¿Si como humanidad dependemos tanto de los océanos entonces por qué nos convertimos en parásitos destructores de una fuente de tanta riqueza? Nuestro deber es cuidar nuestros mares, desarrollar una relación simbiótica destinada al beneficio de todos.


Es hora de cuidar nuestros océanos, nuestras playas, nuestras riberas, cada orilla, de cada río, arroyo , lago, laguna con un sentido de responsabilidad y urgencia. No hay tiempo que perder. Los plásticos no sólo están matando la vida marina sino también están siendo absorbidos por el agua y por los peces que comemos.


Según el reporte de National Geographic, si ahora no se toman medidas drásticas y actuamos inmediatamente el flujo de basura se triplicará y para el año 2050 tendremos más desechos que pescados.


Entonces, NO MAS BASURA! A cuidar nuestros océanos! A limpiar nuestros mares por el beneficio de la humanidad. Permitamos que las futuras generaciones puedan admirar su inmensidad, su belleza, y entender el mensaje de la canción de antaño al saborear el estilo de vivir en sus costas.

4 views0 comments

Recent Posts

See All